¿Qué es la piel de mariposa y cómo se puede tratar?

0

¿Te has preguntado alguna vez qué es la piel de mariposa y cómo se puede tratar? Para dar respuesta a esta pregunta en Trucos de belleza caseros hemos contado con la colaboración del doctor Miquel Casals Andreu, especialista en Dermatología y Dermatología Pediátrica, miembro de Top Doctors y redactor de este artículo.

¿Qué es la piel de mariposa y cómo se puede tratar? - Trucos de belleza caseros

¿Qué es la piel de mariposa?

Es un término popular que en realidad se refiere a la manifestación clínica de un grupo de enfermedades que se recogen bajo el epígrafe de epidermólisis ampollosa.


De estas hay algunas formas que son más severas o más graves que dan una extrema fragilidad de la piel.

De ahí la denominación de piel de mariposa, que hace referencia a la textura del tejido de la mariposa porque es muy frágil y se rompe con facilidad.

Deberíamos hablar más de «pieles de mariposa» que únicamente de «piel de mariposa» debido a que este último término en singular se emplea para hacer referencia a este grupo o todo el conjunto de enfermedades.

Hay tres tipos de epidermólisis ampollosas que, a su vez, se dividen en otros subtipos. De ahí que, de cara a la población en general, se prefiera utilizar este concepto de «piel de mariposa» para recalcar esa extrema fragilidad del cutis.

 ¿Cuáles son las causas?, ¿por qué se produce?

En las epidermólisis ampollosa o pieles de mariposa, la mayoría de ellas, por no decir todas, la causa es genética. Son enfermedades genéticas en las cuales hay una alteración de proteínas constituyentes de la piel que lo que hacen es predisponerla a que, con un mínimo roce, se pueda producir que se desenganche o se desprenda y dé origen a ampollas.

Dichas ampollas después, una vez que han conseguido curarse, en algunas ocasiones dan lugar a cicatrices y a retracciones.

Recuerda que también te puede interesar conocer un remedio casero para eliminar las ampollas de los labios con aloe vera.

¿Se puede prevenir su aparición?

Hoy en día no es posible. La prevención, en caso de que se pueda realizar, sería con estudios genéticos. Sería más correcto hablar de pieles de mariposa que de piel de mariposa porque hay muchos tipos distintos.

El más importante es una forma que se llama epidermólisis ampollosa distrófica o forma de aloposiemens, que es una forma muy compleja.

Esta realmente sí que deja muchas cicatrices y da muchos problemas. En este tipo de piel de mariposa se están haciendo muchos estudios para diagnosticarla de forma prenatal.

Es decir, la piel de mariposa es una manifestación de una enfermedad genética que, en principio, es muy difícil de averiguar antes del nacimiento.

En el futuro se espera que, con los estudios que se están realizando en la actualidad, podamos llegar a una situación en la cual seamos capaces de prevenirla, en el sentido de poder saber qué niños van a manifestarla.

¿Cuál es su tratamiento?

Durante el tratamiento los pacientes tienen, sobre todo, que llevar un calzado adecuado y una ropa apropiada con el fin de evitar el roce.

Por ejemplo, hay una forma de epidermólisis ampollosa que es la epidermólisis ampollosa simple o dominante que, por norma general, provoca que las personas que la sufren empiecen a notar síntomas cuando estrenan zapatos o llevan zapatos muy apretados.

Es en esos momentos cuando se manifiestan ampollas al roce de una forma mucho más importante de lo que podríamos manifestar el resto de personas.

Es normal que, cuando te compras un zapato nuevo, si no está bien ajustado pueda dar lugar a una ampolla, pero estas personas lo sufren mucho más que las demás.

Por ejemplo, hace años cuando los hombres acudían al servicio militar, eran personas que no podían llevar las botas porque les salían ampollas al mínimo roce.

¿Qué es la piel de mariposa y cómo se puede tratar? - Trucos de belleza caseros

Podemos detectar que una persona tiene una epidermólisis ampollosa o piel de mariposa por eso, porque presenta ampollas con roces muy sutiles en situaciones poco comunes.

Por desgracia, no en día no existe ningún tratamiento específico para casi ninguna variedad de los tipos de piel de mariposa.

Son tratamientos encaminados a evitar la aparición de las ampollas y de las erosiones. Algunas medidas son emplear zapatos cómodos e incluso ortopédicos, un calzado adaptado y ropa de algodón.

Sobre todo, hay que instruir a los padres en cuanto a que es una entidad de muy difícil manejo y que lo que hay que hacer es intentar que los niños lo lleven lo mejor posible.

En este sentido, resulta fundamental evitar que se toquen mucho la piel para impedir que se produzcan heridas, roces y erosión.

Afortunadamente, es una enfermedad muy rara y las variedades graves de epidermólisis ampollosa tienen una incidencia muy baja.

Las epidermólisis ampollosas leves (epidermólisis ampollosa simple), por su parte, son un poco más frecuentes. Aun así, por suerte, los niños con piel de mariposa son pocos.

¿Existe algún remedio casero para tratar la piel de mariposa?

Remedio casero no, pero una buena hidratación de la piel, una buena higiene y la utilización de fotoprotectores es de gran ayuda, en especial en los niños porque, al tener la piel delicada, casi cualquier cosa les puede producir heridas, erosiones o pequeñas úlceras.

Ebook

El concepto de piel de mariposa viene por esta extrema fragilidad de la piel que, como se mencionaba con anterioridad, está producida por esos errores genéticos en la propia estructura de la piel.

Puedes conocer más trucos y consejos para cuidar la epidermis visitando el post donde explicamos cómo reafirmar la piel de los párpados usando miel.



Sobre el autor

El doctor Miquel Casals Andreu es especialista en Dermatología y Dermatología Pediátrica, miembro de la plataforma web Top Doctors y médico adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Universitari de Sabadell (Parc Taulí).

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.